Anecpla Home | Contacto | 91 380 76 70  | anecpla@anecpla.com

ASOCIATE

ABRIL - la globalización y la climatología de España elevan el riesgo de malaria en nuestro paísL

ANECPLA conmemora hoy el Día Mundial de la Malaria, bajo el lema Invertir en el futuro. Derrotar el paludismo

 

La globalización y la climatología de España elevan el riesgo de malaria en nuestro país

 

â–ª  A pesar de la existencia de algunas vacunas y de otros avances médicos, es un mal que hace estragos, sobre todo en los países de África subsahariana, pero también en Asia, América Latina, Oriente Medio e incluso en algunas regiones de Europa. Más de 600.000 personas mueren cada año en todo el mundo

 

â–ª  En España, aunque por el momento no existen casos de malaria autóctonos, el sector permanece atento ante el riesgo de la introducción de la enfermedad en nuestro país

 

â–ª ANECPLA insiste en la necesidad de promover la colaboración entre administraciones, empresas y organismos del sector, y la cooperación internacional de los países para evitar la propagación de enfermedades infecciosas como la malaria por todo el mundo

 

Madrid, 25 de abril de 2014.- Cada 25 de abril se conmemora el Día Mundial del Paludismo o malaria, una enfermedad que se trasmite por la picadura del mosquito Anopheles y que se salda con 627.000 muertes cada año en todo el mundo. Entre otros síntomas, provoca escalofríos, sudoración, dolor de cabeza, vómitos, diarreas y dolores musculares. En los casos más graves, la malaria puede derivar en cuadros de insuficiencia renal o hepática, trastornos del sistema nervioso central e incluso en estados de coma, lo que la hace especialmente peligrosa.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la malaria o paludismo está presente en cerca de un centenar de países, lo que pone en riesgo al 50% de la población mundial. Afecta especialmente a los países de África subsahariana, y en especial, a niños menores de 5 años (la malaria causa una de cada cinco muertes infantiles en África), pero también está presente en Asia, América Latina, Oriente Medio e incluso en algunas regiones de Europa. Enfermedades infecciosas como la malaria o paludismo, transmitidas por vectores, están, por tanto, cada vez más próximas al continente europeo y a los países desarrollados.

 

Pese a estar erradicada desde hace casi más medio siglo, esta enfermedad se sigue diagnosticando en el sistema sanitario español. En España, el número de casos importados de paludismo va en aumento, debido probablemente al incremento de los viajes e inmigrantes a países endémicos, pero el riesgo de transmisión autóctona sigue siendo muy bajo. Si bien,  por su cercanía con el continente africano y su climatología, España es uno de los países en riesgo. En el año 2010, nuestro país registró el primer contagio de paludismo desde la erradicación de esta enfermedad en 1964; si bien, se trató de un caso aislado, sin ningún riesgo para la población. En otros países europeos como Grecia, en 2011 se registró el primer gran brote en el continente en casi medio siglo, con 61 afectados, que los expertos atribuyeron a fallos en los sistemas de control.

 

La globalización y el cambio climático, factores que influyen en la transmisión de la enfermedad

 

“Las autoridades sanitarias y el sector deben permanecer muy atentos, ya que casi medio siglo después de la erradicación enfermedades como la malaria en el continente europeo, los mosquitos vuelven a ser transmisores de la enfermedad. Además, el calentamiento global del planeta puede llegar a alterar los agentes ambientales que influyen en la transmisión de estas enfermedades, multiplicando las poblaciones de mosquitos o prolongando su época de actividad. Por ello, es fundamental promover la colaboración entre administraciones, empresas y organismos del sector, y la cooperación internacional de los países para evitar la propagación de la enfermedad, aumentando los mecanismos de control en puertos, aduanas y aeropuertos y las condiciones de salubridad y de los controles en los países que exporten mercancías”, apunta la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA).  

 

Una mayor concienciación entre los profesionales sanitarios y el control de la situación en las zonas de la UE con presencia de poblaciones del mosquito Anopheles, transmisor de la malaria, son también prioritarios para que los casos sean rápidamente identificados y comunicados. En España, aunque la situación está bajo control al ser  la malaria es una enfermedad de declaración obligatoria, el sector permanece atento ante la posible proliferación del mosquito Anopheles o de los posibles cambios del ciclo del parásito que transmite la malaria en el interior de estos mosquitos.

 

En este día, ANECPLA pide que no cesen los esfuerzos hasta su total erradicación y hace también un llamamiento a la sensibilización ciudadana, ante enfermedades como la malaria, alertando de la posibilidad de que puedan detectarse nuevos casos en España y en Europa a causa del cambio climático, la globalización, el desarrollo del turismo global y el transporte de mercancías.


Webex y suscribete nuestro newsletter

Sugerencias, Preguntas y respuestas

Contacto

2019 Anecpla
Calle de la Cruz del Sur 38, local
28007 Madrid
Telefono: 91 380 76 70 Fax: 91 777 99 45
Email: anecpla@anecpla.com
- Aviso Legal
- Política de Privacidad y Cookies
- Política de Calidad
- Demandar empleo