Anecpla Home | Contacto | 91 380 76 70  | anecpla@anecpla.com

ASOCIATE

RATAS GIGANTES EN NUEVA YORK

Se calcula que hay entre quince y veinte ratas por cada ser humano. Nueva York no se libra de estos roedores que van ganando año a año en peso y tamaño.
 
Los trabajadores de una firma de calzado deportivo muy conocida, encontraron en sus almacenes el cadáver de una rata gigante. No estamos hablando de alguna aldea perdida en Tailandia o de la jungla en algún rincón perdido del Brasil; este desagradable animalito apareció en el Bronx de Nueva York.
 
Pero no es la primera vez que en esta ciudad norte americana se encuentran ratas gigantes. Hace un año los servicios municipales encontraron tres de ellas en un barrio residencial. ¿Qué les hicieron crecer desmesuradamente? ¿Se tratará de un cambio estructural debido a alteraciones genéticas? Todavía no se sabe pero estas preguntas no dejan de inquietarnos.
  
Volviendo al barrio del Bronx... los vecinos manifiestan que las ratas son cada vez más atrevidas, apareciendo ante ellos tanto de día como de noche. Son tan grandes estos roedores que hasta los gatos les tienen miedo y no se atreven a cazarlas. Socialmente se reúnen en pequeñas manadas para protegerse unas a otras y en estado salvaje, estas manadas son más numerosas y hacen cara a cualquier depredador que amenace sus vidas.
 
Hay que tener en consideración que existen 120 especies de ratas. Las más comunes son la rata negra y la rata parda, que pueden habitar en cualquier lugar del mundo. Las clasificadas como negras pueden alcanzar un tamaño de 20 centímetros. Las pardas son de mayor tamaño llegando a pesar medio kilo. Estos antipáticos animalitos arrasan con todo lo que se les pone en su camino. Casi todo les sirve de alimento por lo que pueden llegar a destrozar cosechas, infectar al ganado y en varias ocasiones han atacado al ser humano, sobre todo a niños que habitan en núcleos chabolistas. Las infecciones que tramiten son muy peligrosas.
 
Las autoridades norteamericanas piensan que las aparecidas en Nueva York se trata de ratas de la raza denominada Gambia, un roedor cuyo cuerpo puede llegar a medir un metro, pero no lo aseguran, lo que siempre queda la incógnita abierta a conjeturas fantásticas.
 
Lo que tal vez pueda estar pasando con la aparición de estos grandes roedores en núcleos de ciudades masificadas es que, como hubo una moda en la que los norteamericanos acogieron a estas grandes ratas como animalitos de compañía cuando se cansaron de ellas, les dejaron el libertad. A tal incongruencia llegó esta moda que incluso les ponían collares como si fueran perros, además, les costaban muy poco su alimentación, ya que comen de todo, hasta basura.

El caso es que una vez en libertad estos animalitos se reproducen con gran facilidad y son grandes resistentes a pesticidas y venenos. En la ciudad japonesa de Hiroshima, cuando Norte América hizo explotar la bomba atómica, los animales que más resistieron fueron las cucarachas y las ratas.
 
Desde el 2003, la Agencia Federal norteamericana que controla el comercio de animales exóticos ha prohibido comercializar con estos grandes roedores.
¿Se imaginan ustedes encontrarse cara a cara con una de estas ratas gigantes? Yo prefiero encontrarme a King Kong, pues sé que al menos tiene un corazón enorme.
 
Foto: wikimedia commons
Fuente: http://www.impre.com  

Webex y suscribete nuestro newsletter

Sugerencias, Preguntas y respuestas

Contacto

2019 Anecpla
Calle de la Cruz del Sur 38, local
28007 Madrid
Telefono: 91 380 76 70 Fax: 91 777 99 45
Email: anecpla@anecpla.com
- Aviso Legal
- Política de Privacidad y Cookies
- Política de Calidad
- Demandar empleo