Anecpla Home | Contacto | 91 380 76 70  | anecpla@anecpla.com

ASOCIATE

ATENCIÓN A LOS MOSQUITOS, AVISPAS Y OTROS INSECTOS EN PISCINAS Y JARDINES ESTE VERANO

Cómo prevenir y actuar ante la aparición de plagas en piscinas y zonas ajardinadas
 
 
? Las plagas más habituales en las piscinas son los mosquitos, las avispas, hormigas, moscas, y en las zonas ajardinadas, los pulgones y las cochinillas.
 
Con la llegada del verano, las zonas ajardinadas de nuestras ciudades y hogares se convierten, junto a las piscinas, en uno de los lugares favoritos de los ciudadanos, pero también de los insectos y otras especies nocivas para la salud. Atraídos por el calor, los espacios con agua y la luz de la temporada estival, comienza la época de mayor actividad de algunos insectos para desesperación de todos.
 
Según la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, Milagros Fernández de Lezeta, “Durante el verano, la subida de los termómetros hacen que las plagas de insectos y otras especies proliferen en busca de nuevos cobijos, como en el área de las piscinas y jardines, en los que encuentran agua, una óptima temperatura o alimento; es decir, algunas de las condiciones necesarias para que puedan subsistir en los espacios ocupados por el hombre, lejos de su hábitat natural. De ahí que sea necesario extremar especialmente la precaución durante todo el verano en estos espacios”.
 
Las avispas, las más temidas en las piscinas
 
Las avispas son los insectos más temidos del verano, sobre todo en las piscinas, pero en realidad sólo atacan cuando se les molesta, detectan un peligro o bien intentan defender su panal o colmena. Conviven en amplias colonias, de ahí que sea habitual encontrar un grupo junto a la piscina, sobrevolando el agua o en el jardín cerca de plantas y flores. Este tipo de insectos se excitan con la presencia de otros seres y olores, y se estimulan sobre todo con los perfumes y colonias, las cremas e incluso el sudor.
 
Las picaduras de avispa son comunes tanto en primavera como durante la época estival, dado que los niveles de polen son más altos. Especial cuidado han de tener los alérgicos a su picadura, que es especialmente dolorosa, ya que provocan serios problemas de salud: su veneno al contacto con la piel provoca una fuerte erupción cutánea con una violenta comezón y picor. Pero no sólo puede dar lugar a reacciones alérgicas sino que, incluso, puede llegar a ser mortal. También se debe extremar la precaución con los niños, especialmente los bebes, y las personas mayores.
 
Los mosquitos son una plaga, por lo general, estacional (la actividad de los adultos suele coincidir con la primavera-verano). Las altas temperaturas y, sobre todo, las abundantes lluvias que se han registrado durante la primavera han ofrecido a los mosquitos y otros insectos el caldo de cultivo adecuado para reproducirse. Estos insectos son, con diferencia, los protagonistas del verano en la mayoría de jardines, piscinas, parques y, por supuesto, en los hogares. Los mosquitos buscan las fuentes de calor, la humedad y el agua estancada de las piscinas. Las luces subacuáticas, que suelen ser halógenas y emiten bastante luz UV, atraen en una piscina no sólo a los mosquitos sino a otros muchos insectos.
 
Aunque el mosquito más común en climas templados es el Culex pipiens, el mosquito trompetero, especial mención merece el agresivo mosquito tigre (Aedes albopictus), nativo de Asia Oriental, y que, en las dos últimas décadas, se ha extendido de manera significativa en el área mediterránea. Vuela y ataca a sus víctimas durante todo el día, y por la noche, se refugia en la vegetación. Su picadura es muy dolorosa y en países del sudeste asiático es portador de enfermedades como el dengue o la fiebre amarilla.
 
Las hormigas son otra especie invasora de las piscinas, más si existe algún tipo de árbol frutal o si existe alguna fuente de calor cercana, ya que se sienten atraídas fundamentalmente por sustancias dulces. Generalmente anidan en zonas ajardinadas y surgen en busca de alimento. Estos pequeños insectos rara vez causan graves problemas para la salud pero sí pueden llegar a convertirse en una auténtica molestia. En España, la más común es la hormiga Argentina, originaria de Argentina, Paraguay, Uruguay y el sur de Brasil, que ya se ha expandido por todo el mundo.
 
 
Las moscas, por su parte, son también un problema en las piscinas por el agua estancada y los restos de comidas,  son molestas compañeras durante todo el verano.  Aunque la más común será la mosca doméstica, presente en toda la geografía española, hay una especie que crea una verdadera alarma social entre la población y los veraneantes: la mosca negra. Conocida como la mosca “chupasangre”, su picadura produce un intenso, duradero y doloroso escozor.
 
Por otra parte, en materia de desinfección, no debemos olvidar la importancia de la higiene, sobre todo en las piscinas públicas, para evitar hongos y otros problemas de salud. Los hongos son muy contagiosos. Es importante prestar atención a los niños, ya que suelen andar descalzos.
 
Cuando el jardín es la selva
 
La mayoría de estas especies (avispas, mosquitos, hormigas, etc.,) también pueden encontrarse en las zonas ajardinadas. No obstante, el pulgón y la cochinilla son las dos plagas de jardín, que afectan a las plantas, más frecuentes en verano. Estos insectos habitan en los jardines, produciendo, a menudo, daños irreparables a vegetación. Por naturaleza, ésta es una fuente idónea para el desarrollo de ciertas plagas puesto que su savia es su alimento. Así, mantener a punto nuestro jardín a prueba de plagas tendrá dos beneficios: asegurar el bienestar de nuestras plantas y, por otro, evitaremos las molestas picaduras.
La aparición del pulgón puede venir provocada por la debilidad de las plantas, ya sea por falta de nutrientes o exceso de riego, pero también por el aumento de las temperaturas. Es habitual encontrarlos en rosales, árboles frutales, coníferas y chopos, aunque los huertos también pueden llegar a verse afectados por esta plaga.  Tienen una coloración muy variada y un tamaño que varia de 0,4 a 5 mm. Esta plaga resurge cada temporada porque en las inmediaciones del jardín habitan plantas silvestres espontáneas que son huéspedes perfectos de los pulgones. Además, el pulgón suelta una melaza que atrae a las hormigas, que ayudan a extender esta plaga ya que trasladan a los pulgones de unas plantas a otras.
La cochinilla es otra de las plagas más extendidas que atacan prácticamente a todo tipo de plantas ornamentales y a los árboles frutales. Son insectos chupadores y se agrupan en colonias. La cochinilla se distingue por su caparazón, que adopta diferentes colores en virtud de la especie a la que pertenece. Debilitan las plantas y pueden llegar incluso a acabar con ellas. La más conocida es la cochinilla algodonosa, de caparazón blanco, y que suelta una melaza de algodón para protegerse.
 
Recomendaciones
 
En el caso de los jardines, al estar hablando de espacios abiertos, la prevención es más complicada ya que las plagas no tienen barreras físicas para pasar de un jardín a otro. De cualquier forma, se puede evitar la presencia de plagas si cuando se compra una nueva planta se comprueba, antes de llevarla a nuestro jardín, que no esté afectada por hongos y que no existen en la parte vegetal ni en la tierra, insectos o nematodos. La principal recomendación es asegurarse de que se adquieren plantas sanas.
 
Cuando se pode alguna planta afectada habrá que eliminar y evitar el contacto de la misma con otras plantas sanas para evitar la contaminación.
 
También habrá que vigilar las plantas con cierta frecuencia y, en el caso de observar la presencia de algún insecto, controlarlo cuanto antes para evitar su proliferación.
 
En las piscinas, entre otras medidas, la Asociación Nacional de Control de Plagas (ANECPLA) recomienda mantenerlas en óptimas condiciones higiénicas, y en la medida de lo posible,  evitar el estancamiento de aguas en las proximidades y la exposición de alimentos y bebidas, especialmente sustancias dulces.
 
Cuando la prevención no es suficiente                                                                                      
 
Todas estas medidas ayudarán, sin duda, a que los jardines y piscinas disfruten de una buena salud. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en la proliferación de los insectos, también influyen otros factores que son difíciles de modificar por uno mismo como la ubicación de la piscina o el jardín, o el clima. En estos casos, ANECPLA recomienda acudir a una empresa experta, de cara a prevenir, erradicar y controlar la población de organismos nocivos que pueden acarrear importantes riesgos sanitarios y/o económicos. La patronal de control de plagas aconseja seguir los siguientes criterios a la hora de seleccionar a una empresa especializada:
 
- La empresa tiene que estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas.
- El personal técnico debe estar en posesión del carné oficial que le certifique como especialista.
- En el caso de las plagas ambientales, los productos utilizados deben estar registrados y autorizados en la por el MinisteriodeSanidad y Política Social.
- En el caso de las plagas que afectan a las plantas, los productos utilizados deben estar registrados y autorizados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.
 
Acerca de ANECPLA
ANECPLA es la asociación estatal de control de plagas y vectores sanitarios. Constituida en 1992, asocia a más de 300 empresas que representan, aproximadamente, el 85% del volumen de facturación del sector en España, y cuyos principales objetivos se centran en la consolidación de un sector profesionalizado que vele por la salud pública y el medio ambiente y la lucha contra el intrusismo.
 
Para más información: PRENSA Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas
 
 
Esther Martínez del Olmo
esther@roatan.es Tlf. 91 5636780

Webex y suscribete nuestro newsletter

Sugerencias, Preguntas y respuestas

Contacto

2019 Anecpla
Calle de la Cruz del Sur 38, local
28007 Madrid
Telefono: 91 380 76 70 Fax: 91 777 99 45
Email: anecpla@anecpla.com
- Aviso Legal
- Política de Privacidad y Cookies
- Política de Calidad
- Demandar empleo