Anecpla Home | Contacto | 91 380 76 70  | anecpla@anecpla.com

ASOCIATE

Blog Te mantenemos informado sobre las novedades del sector

TERMITAS: EL ENEMIGO INVISIBLE

Enviado por ANECPLA
<p><strong>TERMITAS: EL ENEMIGO INVISIBLE</strong></p>

Los residentes de las once viviendas del barrio de Astepe de Amorebieta afectadas por termitas fueron realojados hace unos días por el Gobierno vasco con carácter de urgencia.

El problema fue detectado el pasado 31 de julio, tras un desprendimiento en el techo de una de estas viviendas, lo que motivó una inspección de los técnicos municipales, que comprobaron que el piso se encontraba muy deteriorado: las vigas del inmueble estaban "prácticamente huecas por dentro", por lo que la habitabilidad de las viviendas "no era segura", según el Consistorio. Si quieres conocer más detalles mira a continuación algunos aspectos importantes sobre esta plaga, su hábitat, organización social y comportamiento.

 

De las más de 2.000 especies conocidas, tan solo 150 causan daños en la madera puesta en servicio. Estas especies se encuentran clasificadas en 6 subfamilias, de las cuales en España solo están representadas tres, RETICULITERMES SCP, CRYPTOTERMES BREVIS WALKER, también llamada KALOTERMES FLAVICOLLIS, y la  TERMITA CANARIA.

RETICULITERMES SCP.

Esta especie construye los termiteros bajo  tierra, en donde encuentra la temperatura y humedad necesarias para su desarrollo. La formación de  nuevos termiteros es en primavera y, en otoño, si éste no es muy frío.  Las termitas aladas ninfas, abandonan la colonia formando enjambrazones. Los enjambrazones suelen producirse a primera hora de la mañana o bien a última hora de la tarde, que es cuando las condiciones de humedad y de aire les son más favorables.

Durante el vuelo, las parejas se fecundan y, luego, la hembra buscará un lugar en donde posarse. Este lugar suele ser el tocón de algún árbol caído o que haya sido cortado. De esta forma, la pareja real empezará un nuevo termitero y la hembra verificará que de la primera puesta de huevos solo nazcan obreras, que son imprescindibles para la formación del termitero. Después dará paso al nacimiento de los soldados que serán los encargados de proteger la colonia. Cuando ya exista un alto número de obreros y soldados se dará paso al nacimiento de los elementos sexuados funcionales.

Con el crecimiento del termitero la reina aumenta de tamaño y es alimentada en un lugar del termitero llamado cámara nupcial, donde es alimentada por las obreras y cuidada por las ninfas que serán las encargadas de la distribución de los huevos que vaya poniendo. En este periodo, puede llegar a tener hasta 50.000 huevos en el abdomen, y llegar a medir más de un decímetro de longitud, además de realizar puestas de más de 4.000 huevos diarios. Las reinas pueden llegar a vivir entre 6 y 9 años.   

Las termitas se alimentan de la celulosa que extraen de la madera y otros materiales como papel, cartón, etc. Para poder nutrirse utilizan un proceso de endosimbiosis en el que colaboran ciertos protozoos estomacales así como otras bacterias y hongos intestinales, proporcionando alimento al insecto. También asimilan la quitina de los individuos muertos, que son rápidamente devorados.

Desde el termitero construyen unos conductos tubulares fabricados con tierra, detritus y excrementos, en los que mantiene un elevado grado de humedad con unos valores del 90-96%, necesarios para su subsistencia. Dentro de la madera afectada es fácil observar estas galerías o los restos de las mismas. Estos restos son lo que ellas utilizan tanto para reblandecer la madera como para su protección frente a posibles ataques de depredadores. En maderas que tengan mucho duramen se produce el efecto llamado de “librillo“. En éstas el daño producido suele ser menor que en otras que tengan más albura, en las cuales el daño causado puede ser devastador, ya que  consume prácticamente el 80% de la misma, perdiendo ésta cualquier consistencia mecánica, es el caso de los pre-marcos que son de maderas muy blandas.

KRYPTOTERMES BREVIS, (también llamada KALOTERMES FLAVICOLLIS)

Termita originaria del continente americano, a diferencia de la Reticulitermes, esta especie  vive dentro de la madera seca, sin desdeñar maderas húmedas,  construyendo en ella las galerías en donde efectúa sus puestas.

Esta termita es menos conocida que la anterior, y se tenía la creencia de que los daños que podía producir eran menores. Nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que en número son muy inferiores a la Reticulitermes, no por ello dejan de ser voraces, y sus colonias pueden desplazarse o aumentar en número si hay suficiente alimento.

A diferencia de la otra, el barro que dejan en la madera afectada no tiene la misma consistencia que el otro, ya que hacen unas galerías más limpias y en su interior solo encontraremos sus excrementos, que son unas bolitas que, dependiendo de la especie de madera, serán de una tonalidad que puede ser muy blanca a muy oscura (parecidas a arenilla).

La kalotermes no es una termita que resista las bajas temperaturas ya que, al ser una termita tropical, no sobrevive por debajo de los 8 ó 9 grados, pero la instalación de los sistemas de calefacción hace que se vaya acostumbrando en nuestros hogares, y que vaya modificando su habitad y costumbres. Se han encontrado ya termitas secas que están realizando galerías parecidas a las de la Reticulitermes, lo cual nos lleva a pensar que, o bien es otra especie, o bien estamos en el camino de que se adapten a un nuevo clima más húmedo.

TERMITA CANARIA

La termita Canaria se parece mucho a la Kalotermes en su forma de actuar, produce unas galerías completamente limpias de barros, pero con unos excrementos parecidos a los de la Kalotermes. De menos tamaño, los daños producidos en la madera seca pueden llegar a ser cuantiosos. Sus colonias son relativamente pequeñas, pudiendo alcanzar un número de entre 300 y 400 individuos.

ORGANIZACIÓN SOCIAL

Una colonia de termitas está formada por tres castas básicas: obreras,
 soldados y reproductores y, en algunas especies, existe un cuarto estrato:
 pseudoergados.

OBRERAS: son ápteras, exclusivamente hembras, sexualmente inmaduras y, con
 excepción de la familia Hodotermitidae, son ciegas. Esta casta cumple un
 papel importante en las colonias, ya que es la que desarrolla la mayor 
parte de los trabajos en el nido, entre los que se pueden mencionar: la
construcción y mantenimiento del nido; el cuidado y alimentación de las 
crías; manutención de las castas que no se pueden alimentar por sí mismas como los soldados y la pareja real; elaboración de túneles para la búsqueda 
de alimento y, por último, acicalamiento y limpieza de otras castas.

SOLDADOS: son adultos estériles de ambos sexos. Se reconocen fácilmente
 por tener una cabeza grande y bien esclerotizada, la cual a veces llega a ser
 más grande que el resto del cuerpo. Muchos tienen las mandíbulas muy
 desarrolladas para morder al enemigo; otros están más especializados y
tienen un rostro puntiagudo asociado a glándulas, de modo que pueden
 repeler a otros animales con chorros de esta secreción.

REPRODUCTORES (4 tipos)

Alados: solo ellos pueden producir nuevas reinas y reyes.



Reproductores primarios (pareja real): son los monarcas del nido, 
llamados por ello Rey y Reina.



Reproductores secundarios: en el caso de que la reina muera o que su
 producción de huevos decrezca, se pueden “producir” reinas sustitutas.

Pseudoergados: son los “comodines” de la organización; individuos que, en
 función de las necesidades de la colonia, pueden transformarse en una de las 
tres castas principales.

DETECCIÓN Y PREVENCIÓN DE ESTA PLAGA

La problemática del control de esta plaga se refleja en que las termitas
 son insectos sociales que viven en colonias y que tienen gran capacidad de 
reproducción. No son fáciles de localizar, ya que huyen de la luz y, solo
 en algunos casos, puede delatarlas una especie de cordón terroso pegado a 
la pared, a las cornisas o voladizos. 

Los lugares sin ventilación, con humedad, faltos de mantenimiento y de limpieza serán los hábitats idóneos para su asentamiento. Por la dificultad de los tratamientos de la madera, tanto en obras públicas y privadas de nueva construcción, como en reformas de edificios, es imprescindible que sean realizados por una empresa especializada,
 debidamente homologada y registrada y por personal experto.

¿UNA CURIOSIDAD PARA TERMINAR?: LA TERMITA DE PANAMÁ.

Si nos preguntaran ¿cuál es la mandíbula más feroz del reino animal? 
Pensaremos en el tiburón, el cocodrilo… Sin embargo, ambos tienen un rival
 a su altura: la termita de Panamá. En un estudio de la Universidad de 
Florida y el Instituto de investigación tropical de Panamá se refleja cómo se ha logrado grabar con una cámara de alta velocidad el ataque de una termita a un
 invasor de su nido a 40.000 frames por segundo. Esto significa una velocidad de mordida de 70 metros por segundo. Desde luego, este dato
 posiciona a la termita en lo alto del ranking de mandíbulas más rápidas.
 ¿Podemos imaginarla devorando las estructuras de una casa?





Webex y suscribete nuestro newsletter

Sugerencias, Preguntas y respuestas

Contacto

2019 Anecpla
Calle de la Cruz del Sur 38, local
28007 Madrid
Telefono: 91 380 76 70 Fax: 91 777 99 45
Email: anecpla@anecpla.com
- Aviso Legal
- Política de Privacidad y Cookies
- Política de Calidad
- Demandar empleo