Anecpla Home | Contacto | 91 380 76 70  | anecpla@anecpla.com

ASOCIATE

Blog Te mantenemos informado sobre las novedades del sector

Plagas veraniegas (1ª parte)

Enviado por ANECPLA
<p>Plagas veraniegas (1ª parte)</p>

El progresivo aumento de las temperaturas intensifica las plagas en nuestros hogares, jardines y piscinas, ...

Cucarachas, hormigas, ácaros, moscas, mosquitos, arañas, ratas, ratones y termitas son las plagas más comunes en los hogares. Las chinches de la cama son también desde hace algunos años una nueve especie a combatir.

El aumento de termómetro durante los meses de verano, unido a las intensas lluvias del invierno pasado, es precisamente lo que necesitan los insectos y otras plagas para multiplicar sus poblaciones en nuestros hogares, jardines y piscinas. De ahí la necesidad de mantener unas óptimas condiciones higiénicas en todo momento y, en caso necesario, acudir a una empresa especializada en control de plagas.

Con la llegada del calor, insectos, arácnidos y roedores se cuelan en los edificios habitados por el hombre, siendo los más habituales las cucarachas, las hormigas, ácaros, moscas, mosquitos, arañas, ratas, ratones y termitas. Las chinches de la cama también se han convertido en un problema cada vez más habitual, especialmente en hoteles y hostales, pero también pueden afectar a nuestras viviendas. En España, esta plaga que desde hace medio siglo estaba erradicada, se introdujo hace algunos años de nuevo a través del Camino de Santiago. Este insecto se localiza en las maletas y en la ropa y viaja con los turistas en sus traslados. De ahí la importancia de revisar nuestro equipaje y lavar bien la ropa sucia y la ropa de cama.

En el caso de los jardines o patios de las casas y piscinas, las avispas y mosquitos, son las especies frecuentes; además de las garrapatas o pulgas, que encuentran refugio en el césped no cortado o en las hierbas demasiado altas. También y aunque es menos habitual, gatos y perros abandonados –una verdadera plaga en aumento- pueden acceder a las casas y jardines donde orinan y evacuan, lo que contribuye, después, a atraer otras plagas. Las aves como las palomas o las gaviotas también pueden considerarse una plaga cuando establecen sus nidos en nuestros edificios o incluso con ataques a otras especies y personas.

No os perdáis la segunda parte de este reportaje que publicaremos en breve. En ella hablaremos de los peligros sanitarios de estas dañinas plagas, así como cómo prevenir la aparición de este tipo de plagas de verano.





Webex y suscribete nuestro newsletter

Sugerencias, Preguntas y respuestas

Contacto

2019 Anecpla
Calle de la Cruz del Sur 38, local
28007 Madrid
Telefono: 91 380 76 70 Fax: 91 777 99 45
Email: anecpla@anecpla.com
- Aviso Legal
- Política de Privacidad y Cookies
- Política de Calidad
- Demandar empleo